El Blog de Meet

Comida de temporada otoñal
27
Sep

Comida de otoño que deberías incluir en tu dieta

En Meet sabemos que no en todas las estaciones apetece comer lo mismo, por eso tratamos de aportar diferentes tipos de platos a nuestra carta para que siempre tengas dónde elegir, vengas en la estación del año que vengas.

Después de las vacaciones y de llevar -en teoría-, llevar una alimentación adecuada para el verano, entramos en el otoño y con la bajada de temperaturas va apeteciendo algo diferente en el plato.

Al igual que nuestra selección de vestuario cambia con las estaciones, nuestra dieta también debería cambiar. ¿Por qué? Debido a que nuestros cuerpos necesitan adaptarse a las estaciones, para adecuarse al cambio de las temperaturas, a los ciclos de la tierra y a las horas de luz.

Puede que al principio no se note, pero el cambio de estaciones afecta mucho al organismo, que es muy sabio y se prepara para acompasarse al ritmo que marca la naturaleza.

Dependiendo en el área del planeta en la que habitemos, vamos a necesitar unos alimentos u otros. En las zonas tropicales se suelen consumir alimentos ligeros, frescos, con mucho jugo, ya que el calor es constante y se necesita mucha hidratación. En las zonas frías del planeta, sus habitantes necesitan alimentos bastante calóricos y con grasas que les ayuden a combatir desde dentro las bajas temperaturas.

En nuestro país contamos con las cuatro estaciones: primavera, verano, otoño e invierno. Por eso, nuestra dieta es más variada y varía según cada estación. De ahí la gran variedad de alimentos con los que contamos y la diversidad de la dieta mediterránea.

¿Qué alimentos deberíamos comer en otoño / invierno?

Lo más importante dentro de una dieta equilibrada y naturalmente sana sería comer de manera estacional y local. Es decir, comer lo que da la tierra. Porque la tierra produce en cada temporada lo que se necesita comer. Además, también sería lo óptimo a nivel de sostenibilidad. ¡Esa es la regla de oro!

Según la Medicina Tradicional China, durante el otoño, el cuerpo hace el último intento para deshacerse de toxinas o factores patológicos acumuladas durante todo el año, antes del invierno, cuando se ralentiza y descansa naturalmente. Este es un momento en que la temperatura comienza a enfriarse, las hojas caen y se descomponen.

Los órganos relacionados con esta estación son el intestino grueso y los pulmones. El intestino grueso es el encargado de depurar y dejar ir las toxinas. Los pulmones son como la tapa protectora de los órganos internos y se ven afectados rápidamente por el entorno externo.

El intestino grueso también se ve afectado por la temporada de otoño, provocando evacuaciones intestinales difíciles, estreñimiento y afecciones de la piel debido a la toxicidad.

Entonces, ¿qué se debe comer en esta época del año?

A medida que las temperaturas bajan, necesitamos nutrir y calentar el cuerpo desde adentro, para equilibrar el yin y el yang. Si estamos comiendo alimentos «fríos», también conocidos como alimentos yin, como frutas, verduras crudas, ensaladas y bebidas frías, estamos abrumando al yin, dejándonos sentir frío de adentro hacia afuera y más propensos a enfermarnos.

Por lo tanto, en los meses más fríos se recomienda comer los alimentos yang nutritivos que van a equilibrar nuestras hormonas, fortalecer nuestro sistema inmunológico, aumentar nuestra energía.

De ahí que los platos más calóricos o que aportan más energía al cuerpo se relacionen con las estaciones frías, los llamados platos de cuchara. Así como aquellos que contienen más proteínas y verduras cocinadas.

En cuanto a los vegetales, es la época de las verduras y hortalizas. Destaca la calabaza, que se puede usar en muchos platos, cocida, asada, guisada. También es la época de las espinacas, acelgas, pimientos, berenjenas, boniatos, que son garantía de color y sabor en esta estación.

A modo de resumen, los siguientes alimentos están presentes en la temporada de otoño y deberían ser parte de nuestra dieta:

  • Vegetales de raíz: zanahorias, calabaza y patata.
  • Granos integrales: arroz integral, quinoa, avena y mijo.
  • Legumbres: frijoles, garbanzos, lentejas, soja.
  • Frutas: manzanas, granadas, naranjas, uvas y peras.
  • Setas y hongos: boletus, níscalo, champiñones, rebozuelos.
  • Vegetales verdes: brócoli, espinacas, col rizada, apio, rúcula y alcachofas.
  • Hierbas: jengibre, cúrcuma, canela, romero, tomillo, albahaca.
  • Pescado: lubina, bacalao, lenguado.

Comida de temporada para el otoño en Meet

Como no podía ser de otra manera, nuestra cocina cuenta con platos en nuestra carta perfectos para comenzar el otoño con una buena dieta.

Abogamos por una cocina de mercado con alimentos de primera calidad, frescos y de temporada. Porque nos gusta que nuestros clientes queden siempre satisfechos, saboreando una comida sabrosa y nutritiva.

En nuestras manos está ofrecer una cuidada selección de platos pensados para continuar con la tradición de la dieta mediterránea, variada y rica en nutrientes, con un alto sabor.

Si buscas platos adaptados al otoño te aconsejamos que vengas a Meet y pruebes alguna de nuestras sugerencias cargadas con verduras de temporada como nuestras “Verduritas con huevo cocido, crema de boniato asado y tierra de tomate”, nuestra “Lubina de estero con verduritas encurtidas y mahonesa de alcaparras”, nuestro “Bacalao confitado sobre pisto y espuma de patata” o un “Taco de entrecot de vaca con puré de berenjena asada y crujiente de alcachofa”. 

¡No lo olvides! Adaptar tu dieta según las estaciones es muy importante para una buena salud y bienestar, tanto a nivel físico como mental.

Escribe un comentario

Call Now Button